miércoles, 10 de julio de 2013

Santiago del Estero: Investigan construcción sospechosa y la vinculan al terrorismo de Estado

El Juzgado federal libro oficio a Gendarmería

La denuncia fue interpuesta por el arqueólogo Andrés Chazarreta, funcionario provincial que realizaba excavaciones en Solís y ribera del río Dulce.
Investigan construccion sospechosa y la vinculan al terrorismo de Estado
DETALLES. Especialistas señalan que data de los años 70 u 80 y que es tipo militar.

 Investigadores científicos hallaron una extraña edificación subterránea en Solís y ribera del río Dulce, y no descartan que tenga vinculación con el terrorismo de Estado.
Por este hallazgo, se radicó una denuncia en el Juzgado Federal local que emitió sendos oficios al Escuadrón 59 de Gendarmería Nacional para hacer un relevamiento en la zona y también a la Municipalidad de la Capital, solicitando que informe si había registros de una construcción.
Según indicaron fuentes judiciales, la denuncia la realizó el Lic. Andrés Chazarreta, director del Museo de Arqueología y Antropología de la provincia “Hnos. Duncan y Emilio Wagner.
El especialista había concurrido al lugar para hacer una investigación científica, anoticiado por vecinos de la zona, de que en el lugar podrían existir restos arqueológicos.
Sin embargo, cuando realizó una prospección en el sitio, se dio con una construcción que le llamó la atención, ya que no tenía ningún tipo de vínculo con el exterior, en tanto que en el interior, observó dos arcos, como si fueran puertas que conducen hacia adentro, pero que están tapadas por tierra.
Chazarreta convocó para que dé su opinión a la licenciada Ana Igareta, investigadora del Conicet y de la Universidad Nacional de La Plata, especializada en arqueología, quien busca los vestigios del primer asentamiento de la ciudad de Santiago del Estero.

Sgún las estimaciones de la científica, esta construcción hecha de ladrillos dataría de los años 70 u 80 y es de tipo militar.
Es por ello que Chazarreta con estos datos y las imágenes registradas, radicó la denuncia en el Juzgado Federal local para que se investigue si guarda algún tipo de relación con el terrorismo de Estado.

Antecedentes

Esta no es la primera denuncia que se presenta con respecto a construcciones subterráneas a las que se relaciona como sitios elegidos para torturas de presos políticos durante los años de dictadura.
Son varios los casos: en la sede del Departamento de Informaciones Policiales (DIP) había un sótano que era el lugar destinado para las torturas a los presos políticos.
También se encuentra el caso del casco de la estancia en el campo militar de Santo Domingo, en el que también hay un sótano sospechoso, el cual fue mencionado por algunos relatos de presos políticos. Este lugar fue inspeccionado y resguardado por el juez federal Guillermo Molinari, y luego, también fue motivo de una inspección ocular por parte del Tribunal Oral Federal que llevó adelante el juicio público por los crímenes de la Megacausa.
Otras construcciones subterráneas que fueron denunciadas e investigadas son las del campo militar Coronel Holmberg, ubicado en La Guarida, en el departamento Banda.
La última denuncia que se radicó vinculada a estas construcciones como un sótano y relacionadas a un centro clandestino de detención, fue en un campo ubicado en cercanías de Los Pirpintos, departamento Copo. La descripción del lugar, personas y las actividades que allí se realizaban llegaron al abogado Ricardo Abdala Auad quien informó a la Justicia Federal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada