lunes, 27 de julio de 2015

Juzgan a exmilitares por quemar a jóvenes en dictadura chilena

La madre del fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri,Veronica de Negri (izq.) y la presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), Alicia Lira (der.).

Los delitos fueron cometidos en la dictadura de Augusto Pinochet, el 2 de julio de 1986. Estos hechos estuvieron bajo la sombra por casi 30 años. A 28 años del caso de los jóvenes chilenos quemados en una protesta por oponerse a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), este viernes siete exmilitares chilenos fueron detenidos y procesados por la justicia de ese país suramericano. El proceso judicial fue reactivado por el juez especial Mario Carroza. Las aprehensiones se llevaron a cabo luego de que un exrecluta rompiera el pacto de silencio que se mantuvo por casi 30 años. Lee: 12 procesados por la muerte de Víctor Jara Seis de los acusados serán enjuiciados por homicidio calificado y el otro como cómplice, tras haber arremetido contra el fotógrafo Rodrigo Rojasm que en esa época tenía 19 años de edad y a Carmen Gloria Quintana, de 18, en un barrio de Santiago. 

Cómo sucedieron los hechos 
Luego de ser rociados con bencina e incinerados, las víctimas fueron trasladadas por los militares hasta una zona rural en las afueras de Santiago y lanzados a una zanja, de la que lograron salir unas horas después y pedir ayuda. Se calcula que 96 horas después murió Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana aunque tuvo el 62 por ciento del cuerpo quemado, logró sobrevivir y restablecerse por recibir varios años de tratamiento. "Se ha resuelto el procesamiento de las personas que se encontraban detenidas, particularmente seis de ellos como autores y uno como cómplice", explicó a los periodistas el juez Carroza, de la Corte de Apelaciones de Santiago. Verónica De Negri, la madre de Rodrigo Rojas, dijo que con el procesamiento "el caso no termina, hay que ver cómo sigue". Lea aquí -» Salvador Allende en pocas palabras "Hay que seguir insistiendo en que el pacto de silencio tiene que terminar, todos los militares tienen que ser degradados, todos los que han cometido crímenes de lesa humanidad tienen que ser degradados", dijo De Negri tras reunirse con el juez Carroza. De Negri solicitó a la presidenta Michelle Bachelet, que "está al mando de todas las Fuerzas Armadas", a degradar a los violadores de derechos humanos. "Yo le pido a ella que mantenga su compromiso, el mismo que tenía cuando estaba conmigo en la Posta Central (en 1986) y me llevó para que viera a Rodrigo y me asegurara de que no se lo habían robado", añadió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada