domingo, 7 de febrero de 2016

Represión a murgueros: “Parece que los chicos de las villas no tienen derecho a divertirse”

Este mediodía se realizó una marcha en la zona de los barrios Illia y 1-11-14. Fuertes denuncias de los integrantes de la murga y los familiares de los chicos heridos, contra las fuerzas de seguridad y Macri.

Este mediodía se realizó la marcha convocada por la murga Los auténticos reyes del ritmo, del Bajo Flores, acompañada por vecinos, familiares de los niños heridos y organizaciones sociales y políticas.

La movida salió desde la intersección de las avenidas Riestra y Cruz, con el objetivo de repudiar la represión que sufrieron el viernes y exigir justicia.

Recordemos que el viernes, mientras estaban ensayando en la calle Bonorino, un supuesto operativo de Gendarmería terminó con una feroz represión sobre los murgueros. La balacera arrojó el saldo de 16 chicos heridos, dos de ellos internados.

Algunos medios masivos, en una clase de periodismo parapolicial, quisieron disfrazar la historia de un ataque contra los gendarmes.

Alicia Navarro Palacios, secretaria de Derechos Humanos del gremio docente Ademys, dialogó para La Izquierda Diario con Gustavo González, director de la murga. El joven denunció durante el fin de semana en una carta cómo fueron los hechos. Gustavo contó que “nosotros ensayamos desde las 8 a las 10 de la noche. En un momento viene Gendarmería y veo que el patrullero está avanzando. Le pido que no avancen, que hay 90 chicos. El chofer no le importó y tocó a dos chicos con el patrullero. Le dijo a los chicos que den el pase, y de atrás del camión salen dos que dicen “¿son guapos?”. Entonces uno me empuja, y después medan un escopetazo. Le dan a mi nene que está herido. La primer bala es de plomo, que hiere a mi pibe. Después balacera por todos lados, sin importar si había chicos de 1 año. Ahora vino un fiscal e hicimos la denuncia. Parece que esa es la enseñanza del Presidente que asumió ahora”.

Gustavo resultó herido, lo mismo que otros jóvenes que coordinan la murga. Pero “la peor parte” la llevaron varios chicos que sufrieron heridas de consideración. “La verdad que es una vergüenza que Gendarmería reaccione de esa manera, con tantas criaturas de una murga. No pueden tirar a mansalva. Con los chicos no”.

Con los chicos no: esa fue una de las consignas de la marcha, que además exigió el esclarecimiento del hecho y el fin de la criminalización de los chicos del populoso barrio del Bajo Flores.

El duro testimonio de una abuela, que participó de la marcha, pinta de rostro entero la gravedad de la represión del viernes. “A mi nieta le pegaron tres balazos. ¿Qué clase de democracia estamos viviendo? Macri no nos quiere a los pobres, que se vaya. El jefe de Gendarmería dijo que Macri no quería nuevas murgas. Parece que los chicos de las villas no tienen derecho a divertirse”.

Parece que los chicos de las villas no tienen derecho a divertirse. Entre los familiares hay preocupación por algunos de los chicos heridos.

Gustavo aseguró que “si hay que hacer corte tras corte vamos a estar. Pero creo que va a haber justicia. Recibimos solidaridad de organizaciones, de padres y gente que nos está dando apoyo”.

Un fiscal se acercó a tomar declaración a González y otras víctimas. ¿Habrá justicia?

El Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) repudió enérgicamente este brutal ataque y se puso a disposición de los chicos y sus familias. También lo hizo el legislador Patricio del Corro (PTS-Frente de Izquierda).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada