viernes, 12 de abril de 2013

Cuatro militares implicados en el asesinato de Víctor Jara: ¡¡en libertad bajo fianza!!

Cuatro exmilitares acusados de su complicidad en el asesinato del cantautor chileno Víctor Jara recibieron el beneficio de la libertad bajo fianza mientras dure el proceso judicial en su contra.

La libertad condicional bajo fianza fue concedida por la justicia chilena a cuatro exmilitares acusados de complicidad en el asesinato del cantautor Víctor Jara en 1973, informaron fuentes judiciales.

La Corte de Apelaciones de Santiago aprobó la excarcelación de los exmilitares Edwin Dimter, Nelson Hasse, Raúl Jofré y Luis Bethke, mientras dure el proceso.
Los cuatro habían sido detenidos el pasado diciembre, señalados de ser cómplices del asesinato de Víctor Jara, ocurrido pocos días después del golpe de Estado que instaló la dictadura de Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973.

Jara fue torturado y luego acribillado con 44 balazos.
... El juez titular del caso, Miguel Vázquez, procesó esa vez a los exmilitares Hugo Sánchez y Pedro Barrientos como autores materiales del crimen, y a Roberto Souper y Jorge Smith, también como cómplices.
"La libertad bajo fianza de cuatro de las personas involucradas es simplemente aprobar lo que el ministro instructor de la causa ha estimado que era ya posible", comentó el abogado querellante, Nelson Caucoto, sobre el avance del proceso, que aún debe ser ratificado por la Corte Suprema.
"La fundación y la familia estamos tranquilos. Sabemos que la libertad bajo fianza es parte del proceso. Que pueden estar en libertad esperando lo que va a ocurrir (en las instancias superiores de justicia)", señaló de su lado Gloria König, directora de la Fundación Víctor Jara.
Víctor Jara fue detenido en la Universidad Técnica del Estado el 12 de septiembre de 1973, un día después del golpe militar contra el presidente Salvador Allende y fue trasladado hasta el Estadio Nacional, convertido en centro de torturas y crímenes de la dictadura de Pinochet. Este recinto hoy lleva su nombre.

En ese estadio el cantante, quien también era director teatral, fue torturado por los militares por su militancia comunista y su defensa activa del programa de Unidad Popular que encabezó el fallecido presidente socialista Salvador Allende. Sus compañeros de reclusión fueron testigos de las heridas que causaron las torturas hasta que desapareció desde las tribunas del local deportivo.

Su cadáver mutilado y con decenas de impactos de bala fue arrojado en un suburbio y luego trasladado a la morgue capitalina, donde pudo finalmente encontrarlo su viuda, la bailarina y coreógrafa británica Joan Turner.
En el 2009 la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó el encarcelamiento del exsoldado José Paredes, quien fue acusado del asesinato del cantante.
teleSUR-AFP/MM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada