jueves, 4 de abril de 2013

Los guaraníes atrapados en una “isla” celebran una victoria territorial

Los guaraníes celebran el avance en sus derechos territoriales.

Una comunidad guaraní de Brasil está de celebración porque el Gobierno ha reconocido su territorio como indígena, para su uso exclusivo.

Los 170 miembros de la comunidad Pyelito Kue / M’barakay, que viven en una “isla” entre un río y una plantación de soja, pueden ahora quedarse en una parte de su territorio ancestral hasta que el proceso de demarcación formal se complete.

Un portavoz de la comunidad dijo a Survival: “Estamos muy contentos. Hemos estado luchando por nuestra tierra, porque es nuestra. Mi abuelo está enterrado aquí. Hemos sido amenazados por los ganaderos, pero no nos rendimos; seguiremos fuertes porque necesitamos esta tierra”.

Otro hombre guaraní dijo: “Este es un primer paso para nosotros. Es una victoria. Necesitamos nuestra tierra para poder sembrar y que nuestra comunidad pueda desarrollarse y crecer”.

Este éxito viene después de una declaración internacional de los guaraníes en la que indicaron que preferirían morir a ser trasladados fuera de sus tierras.

Los guaraníes han sufrido varios ataques brutales desde que volvieron a ocupar esta parte de su territorio en agosto de 2011.

La tierra de los guaraníes fue ocupada por los ganaderos en la década de 1970, lo que obligó a los indígenas a vivir en reservas masificadas en condiciones deplorables.
Los guaraníes se ven obligados a cruzar un peligroso río para obtener los suministros de alimentos.
Los guaraníes se ven obligados a cruzar un peligroso río para obtener los suministros de alimentos.

La violencia e intimidación ejercida por los pistoleros de los ganaderos han obligado a los guaraníes a la encrucijada de tener que atravesar un peligroso río con un fino cable, para obtener suministros de alimentos.

Los guaraníes instan ahora al Gobierno a que complete el proceso de demarcación lo antes posible y les permita vivir en sus tierras ancestrales, donde pueden plantar cultivos y dejar de estar expuestos al riesgo constante de la violencia, el gobierno de Brasil está legalmente obligado a acceder a esta demanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada