miércoles, 12 de junio de 2013

Procesa el brigadier Graffigna por los secuestros de José Manuel Pérez Rojo y Patricia Roinsinblit

El brigadier fue procesado

Omar Rubens Graffigna, quien integró la segunda junta militar de la dictadura, fue procesado junto a otros represores por el juez Daniel Rafecas, en la causa por delitos de lesa humanidad en el Primer Cuerpo de Ejército.

El brigadier retirado Omar Rubens Graffigna, miembro de la segunda junta militar de la última dictadura, fue procesado por delitos de lesa humanidad en la causa Primer Cuerpo de Ejército. Absuelto en el juicio a las juntas en 1985, el aviador de 87 años fue procesado por el juez federal Daniel Rafecas por los secuestros de José Manuel Pérez Rojo y Patricia Julia Roisinblit, ambos desa-parecidos y vistos por última vez en cautiverio en la Regional de Inteligencia Buenos Aires (RIBA) de Morón, donde funcionó un centro clandestino cuando Graffigna era jefe del estado mayor general de la Fuerza Aérea. Por los mismos delitos también fueron procesados el mayor Luis Tomás Trillo y el agente civil de inteligencia Francisco Gómez, en tanto se libró una nueva orden de captura contra el suboficial mayor Juan Carlos Vázquez Sarmiento, uno de los prófugos históricos de las causas por crímenes de lesa humanidad, por quien el Ministerio de Justicia ofrece una recompensa de 100 mil pesos.

Pérez Rojo y Roisinblit –hija de Rosa, vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo– fueron secuestrados el 6 de octubre de 1978 y alojados en la RIBA de Morón, donde estuvieron al menos hasta el 14 de noviembre de ese año. Patricia, embarazada de ocho meses al momento del secuestro, fue trasladada a la ESMA para dar a luz a su segundo hijo, un varón que fue sustraído y recién conoció su identidad en 2001, a sus 23 años. El apropiador de la criatura, condenado en 2005, fue Gómez, que se desempeñó como empleado de la RIBA, luego pasó a cumplir tareas de calle de “índole riesgosa”, según consideró probado Rafecas, y que habría custodiado a los verdaderos padres del niño mientras estaban en cautiverio.

La RIBA formó parte del circuito represivo desplegado en la llamada Subzona 16, que comprendía los partidos bonaerenses de Morón, Merlo y Moreno. La subzona tuvo por epicentro el centro clandestino Mansión Seré, en Castelar, e incluyó también a la Primera Brigada Aérea de El Palomar, la VII Brigada de Morón, las comisarías de Castelar, Haedo y la Primera de Morón. El jefe de la RIBA durante los primeros años de la dictadura fue el comodoro Roberto Oscar Sende, ya fallecido, y su sucesor fue el mayor Trillo, a cargo de la RIBA cuando se produjo el secuestro de la pareja de militantes. Por encima de Trillo estaban el brigadier Francisco Salinas, también fallecido, que era jefe de inteligencia de la fuerza, y un escalón más arriba el propio Graffigna, quien desde abril pasado se encuentra detenido.

La causa por los crímenes de la Fuerza Aérea en la Subzona 16 tiene un considerable número de imputados en condiciones de ser juzgados. En agosto de 2011 Rafecas elevó a juicio al brigadier Miguel Angel Ossés, ex jefe del Comando de Operaciones Marco Interno y jefe directo de los brigadieres Hipólito Mariani y César Comes, ambos condenados. Por su participación directa en secuestros y torturas están procesados los cabos Daniel Alfredo Scali, alias Tano; Marcelo Eduardo Barberis, alias Enano, y el suboficial Carlos Alfredo Cámara, alias Tino. Por los delitos en la comisaría de Haedo están procesados los comisarios Alberto Oscar Lanas y su sucesor Néstor Rubén Oubiña, en tanto el policía Felipe Ramón Sosa fue procesado por su rol en la comisaría de Castelar. También está en condiciones de ser juzgado el cabo y luego agente de la Fuerza Aérea Héctor Oscar Seisdedos. El juez Rafecas solicitó al elevar las causas que el juicio oral se realice en el Tribunal Oral 5 de San Martín, por la cercanía con los centros clandestinos donde ocurrieron los hechos y el impacto que tendría para la comunidad local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada